El laboreo de conservación es una práctica agrícola que reduce al mínimo la alteración del suelo y mantiene los residuos de los cultivos en la superficie. Es una alternativa al laboreo convencional, que consiste en arar y labrar el suelo para preparar la siembra. El laboreo de conservación puede ayudar a mejorar la salud del suelo, reducir la erosión y aumentar la retención de agua y nutrientes. En este artículo...