La agricultura ha sido parte integrante de la civilización humana durante miles de años. Pero a medida que la población mundial sigue creciendo, la demanda de alimentos también aumenta. Esto significa que los agricultores tienen que producir más alimentos con recursos limitados, minimizando al mismo tiempo los residuos y el impacto medioambiental. Afortunadamente, los avances tecnológicos han hecho posible...